miércoles, 15 de enero de 2014

FORMA Y POSICIÓN DEL HOSSO JAPONES
        El Hosso Japonés es un pequeño canario que tiene muchísima aceptación entre los aficionados. Es una raza ampliamente extendida y muy bien representada en número y cantidad en los concursos y exposiciones.
            Su principal característica es la posición, que debe ser de arco de circunferencia, similar a la de Scotch pero menos pronunciada debido a su pequeño tamaño que no le permite alcanzar una curvatura mayor; su cola cae debajo del palo y no pasa casi nada  por debajo de él.

 La cola nunca puede ser perpendicular al palo pues entonces no tendría la forma de arco de circunferencia deseada.

La posición en forma de arco de circunferencia es muy apreciada por muchos aficionados y jueces, que la prefieren claramente a aquella en que el pájaro mete mucho
   


 la cola por debajo del palo pero haciendo una clara ruptura con la línea de la espalda. Personalmente prefiero la posición curvada y continua a la discontinua de la cola por debajo del palo.
 Pero la posición no es independiente de las otras características raciales; no es posible encontrar un canario con una posición perfecta o muy buena si ese canario no tiene una forma igualmente perfecta o muy buena.

Un defecto que afecta conjuntamente a la posición y a la forma es la presencia de joroba en la que se aprecian más o menos claramente los hombros señalados y con una leve depresión en medio, que recuerda la descendencia del Bossu.
En la forma también influye el plumaje que no siempre es de alta calidad y que en muchas ocasiones presenta deficiencias. Deficiencias que en su mayor parte son debidas al apareamiento  repetido entre intensos; este apareamiento lo hacen muchos aficionados para reducir el tamaño y afinar el cuerpo. Los apareamientos entre intensos son aconsejables pero hay que realizar acoplamientos de vez en cuando con nevados, sobre todo si empiezan a aparecer zonas desnudas.  El plumaje debe ser corto, con una subpluma pobre que no permita afloramientos; también debe ser liso y bien adherido al cuerpo.

 
 Los defectos más comunes son la ausencia de plumas en la parte posterior del ojo y/o alrededor del pico, y la tibia desplumada. La  presencia de pequeños rizos en el cuello (corbata) y en el pecho indica un plumaje largo y abundante, producto del cruce de nevados con semintenso o de nevado con nevado.

Las alas y las patas, para las que no hay un apartado específico en la planilla de enjuiciamiento, contribuyen mucho a que la posición y la forma del cuerpo sean las adecuadas.  Las alas deben estar lo más pegadas al cuerpo  para que se noten lo menos posible cuando el canario toma su posición.  Las alas tampoco deben ser muy largas, ya que cuanto más largas sean, más fácil es que los extremos se separen al tomar el canario la forma adecuada. (en las fotos de más arriba el canario amarillo tiene unas alas cortas y bien pegadas al cuerpo; el canario Isabela las tiene más largas y con los extremos claramente separados del cuerpo)


            Las patas tienen que estar ligeramente flexionadas y paralelas entre sí. En la foto se ve un ejemplar que no cumple con este requisito. Los muslos deben ser ligeramente visibles, tal como se ve en la fotografía.
            La cabeza y el cuello también son muy importantes a la hora de valorar la posición de arco de circunferencia del Hosso.  La cabeza tiene que ser oval  para que no destaque mucho y parezca una prolongación del cuello. El cuello tiene que ser largo y delgado, y tiene que continuar armoniosamente la parte posterior del cuerpo, sin cuellos de botella o cualquier otro tipo de depresión. El ejemplar de la foto que está a continuación presenta un magnífico cuello, así como la cabeza.  


Es difícil que los ejemplares con cuello corto y robusto tomen bien la posición adecuada.
            Para valora la posición del Hosso hay que darle tiempo, sin asustarlo, ya que cuando mejor la toma es cuando está relajado. La mayoría de los ejemplares toman la posición adecuada solo durante  unos pocos momentos. Son pocos los ejemplares que la mantienen largamente; en general el Hosso mantiene la posición durante menos tiempo que el Scotch.
            Ya he dicho que  la posición en forma de arco circular o de semicírculo no es tan marcada como en el Scotch debido al pequeño tamaño del canario, por lo que la cola pasa muy poco por debajo del palo.
            Para evaluar la calidad de los hombros y de la espalda hay que observar al canario desde arriba, y descartar aquellos que tengan unos hombros  anchos.
            No hay que olvidar que las características más importantes de esta raza son la posición y la forma, y que son factores que están unidos entre sí. Es muy difícil encontrar un canario con muy buena posición si no tiene también muy buena forma.

1 comentario: