martes, 5 de abril de 2016

MUNDIAL 2016 OPORTO
SCOTCH y HOSSO

             Los Scotch y Hosso han estado muy bien representados en este mundial. Ha habido 196 Scotch y 203 Hosso, lo que nos habla claramente de la pujanza de estas dos razas en la canaricultura actual.
            Estas dos razas son un magnífico ejemplo de “la raza grande” y “la raza chica”, muy similares en sus características pero perfectamente diferenciadas en su tamaño, de forma que no hay sujetos intermedios de los que no se sabe si son Scotch pequeños o Hossos grandes. Afortunadamente hace mucho tiempo que no veo ninguno de estos sujetos intermedios en ningún tipo de concurso aunque sea de una sociedad local. Estos tipos intermedios se dieron aquí en España, en la época en que se empezaban a ver estas razas, y había aficionados que compraban una pareja para probar, y al fallarles un ejemplar buscaban otro pero solo encontraban alguno de la otra raza y hacían esos cruces a la desesperada.


Los SCOTCH están muy bien. Yo creo que se está trabajando muy seriamente y que se están consiguiendo ejemplares cada vez más grandes y que adoptan una excelente posición. Hace 15 – 20 años, los Scotch eran más cortos y los intentos por alargarlos chocaban con una pérdida de la posición; cuanto más grandes se hacían menos tomaban la posición. ¿Por qué se optó? Afortunadamente por la posición. Ha habido criadores, sobre todo de la Europa del norte (Países Bajos y zonas limítrofes, sin olvidar Escocia) que no se rindieron, siguieron trabajando y consiguieron un canario más grande que tomaba perfectamente su posición adecuada.


La forma corporal es muy buena: son canarios largos, finos, ahusados. En resumen, unos magníficos canarios.


            Los Hossos son pequeños, como deben ser. Finos y con excelente plumaje.


            Quiero decir algo sobre la posición observada tanto en los Scotch como en los Hossos. La posición debe ser tal que desde la cabeza hasta el extremo de la cola, toda la línea dorsal, tenga la forma lo más aproximada posible a la de un arco de circunferencia. El cuello y la espalda sí que pueden tener una forma curva pero las plumas de la cola no.
            Si el animal mete mucho la cola por debajo del palo hay una ruptura muy grande entre la línea de la espalda y la cola. Hoy en día se busca y se trabaja por tener unos canarios que tengan una buena posición curvada, pero sin que esta se rompa.


 
Las colas no sobrepasan mucho el palo del posadero en los Scotch; en los Hossos es muy raro que pasen las colas por debajo, pues la cola y todo el cuerpo del canario es muy corto, lo que sí ocurre es que las colas están muy próximas al palo o posadero. De esta forma se consigue una línea dorsal uniformemente curva y toda ella en armonía.
            Unos magníficos canarios los observados en este mundial.