miércoles, 4 de junio de 2014

El canario Muniqués
 Descripción y características de la raza.

         El canario Muniqués es un canario de origen alemán, y al igual que otras muchas razas de canarios su nombre hace referencia al lugar de origen de esta raza.
         En su posición de trabajo el largo y estrecho cuello y la pequeña cabeza ovalada y aplanada forman un ángulo de aproximadamente 45º respecto al eje del cuerpo que debe estar vertical o ligeramente inclinado hacia delante (postura del águila). Esta postura de trabajo, debido al enorme esfuerzo que supone, solo la toma el animal durante algunos momentos.
         Los hombros tienen que estar en proporción con el cuerpo fino y por lo tanto no muy ancho. La posición perfecta es casi perpendicular al palo, con la cola siguiendo la línea del dorso. Las alas deben estar bien pegadas al cuerpo cuando el canario toma su posición. La cola debe ser larga, estrecha y con el extremo ligeramente entallado. 

         Las patas son claramente visibles y ligeramente inclinadas, nunc verticales.
         El pecho estrecho y ligeramente redondeado y con unas plumas de textura fina y apretadas.
         Las plumas del contorno deben resaltar la forma delgada del ave. Cualquier forma de rizo es incorrecta. Su talla está entre 15 y 16 cm. Se admiten todos los colores menos el rojo.

EXPOSICIÓN
El canario de Munich se expone en una jaula de cúpula como la del York. El  Muniqués se empieza a entrenar a una edad temprana. Se pone una jaula de exposición junto al jaulón con las puertas enfrente una de otra. La naturaleza curiosa del pájaro hace que pase a la jaula con bastante rapidez y así pierde en unas horas su miedo natural a un entorno extraño y se siente cómodo rápidamente. Hay criadores que ponen pasta, fruta o verdura en la jaula de exposición para que el canario se acostumbre a entrar más fácilmente.
        Después de la muda se inicia la formación real para las exposiciones. Al comienzo el Muniqués está en la jaula de exposición durante poco tiempo, para irlo aumentando progresivamente. Durante estos periodos hay que entrenar al ave para que tome la posición adecuado en cuanto se le ordene. Para ello  basta con raspar ligeramente o golpear suavemente la parte inferior de jaula; el ruido atrae la atención de las aves y toman su posición adecuada.  Con el aumento del entrenamiento el canario toma casi inmediatamente la posición deseada. Hay que señalar que el canario de  Múnich, al igual que las demás razas de posición, gasta mucha energía para tomar su postura adecuada y por lo tanto solo la toma temporalmente.
La evaluación de la posición se hace colocando los pájaros en una estantería un poco alta, y tocando el fondo o el borde de la jaula con una varita. Cuanto más tiempo esté el canario en su posición correcta de trabajo más valor tiene el ejemplar. La puntuación de los otros apartados de la planilla de enjuiciamiento pueden hacerse aun cuando el canario no tome su posición.

MANTENIMIENTO Y CRÍA
Fuera de la época de cría el Muniqués se puede tener en amplios jaulones o en una pajarera.. Puesto que  no es demasiado grande, se puede criar en una jaula con un tamaño mínimo de 50 cm de ancho , 40 cm de altura y 40 cm de profundidad. La cría se realiza  en parejas individuales  y los machos  participan activamente en la cría de los pequeños. No hay problemas con el crecimiento de los pequeños que se independizan perfectamente. El Muniqués se utilizó hasta mediados del siglo XX como ave nodriza para otras razas de postura que crían peor. Los actuales Münchener, como raza joven que es, ha sido seleccionada de forma que críe muy bien y es normal que nidadas de 4 ó más pollos salgan sin dificultad. Durante la época de cría la temperatura ambiente ideal está entre los 18 a 20ºC.
       Un criterio importante para la selección de los animales que se van a utilizar en la cría es el tamaño,  junto a las proporciones del cuerpo.  Al igual que con todos los canarios de postura hay que emparejar un pájaro de plumaje intenso con otro nevado. Los apareamientos de dos nevados hace aumentar el tamaño del canario pero origina un deterioro de la calidad de la pluma .
Tiene que haber un equilibrio entre el macho y la hembra en cuanto a las otras características raciales: cabeza, cuello, cuerpo. Lo ideal es que ambos reproductores tengan estas características de gran calidad, si esto no es posible hay que compensar los defectos de uno con las cualidades de otro. La forma de la cabeza es una característica que debe ser muy tenida en cuenta.  Además hay que cuidar todo lo referente a la cola: que no debe ser demasiado larga, que sea cerrada y que termine en una pequeña abertura.
En cuanto a la alimentación no hay que observar ninguna característica especial.