viernes, 2 de marzo de 2018

EL SCOTCH FANCY (30 octubre 1860)
10ª VARIEDAD – SCOTCH FANCY
         El 30 de octubre de 1860 se publicó en The Cottage Gardener & Country Gentelman la siguiente noticia sobre el Scotch Fancy. La traduzco sobre todo por ser un documento curioso e interesante para  conocer mejor la historia de esta raza de canarios. En este artículo se resalta la importancia de “la acción”: que el canario tome su forma mientras salta de un palo a otro. También se mencionan las manchas en el plumaje a las que son tan aficionados los criadores británicos, así como los cruces que se realizaban con el Bossu Belga.
         He observado que, en las Exposiciones de canarios de Glasgow y Edimburgo, se otorgan premios casi exclusivamente al canario Scotch Fancy, y tengo curiosidad por saber si estas aves tienen algo especial que los hacen merecedores de la mayoría de premios. En la investigación que realicé, he visto que los escoceses, fieles a su carácter nacional, habían criado una variedad de canarios peculiarmente suyos. Debo decir que agradezco enormemente la descripción a Mr. J Ruthven de Glasgow.
         ”En referencia a los canarios incluyo un dibujo de nuestro Scotch Fancy. Os dará una idea de cómo es el Scotch Fancy, pero la acción y el nervio son unas de sus principales características. Las más bellas formas del pájaro y lo más animado que haya existido solo se ve en la jaula. Esa es nuestra opinión”.
         “Su forma es la de un círculo, y deben mantenerse bien estirados. Las jaulas están equipadas con dos `posaderos separados entre sí 8 o 9 pulgadas. Los pájaros saltan de uno a otro, dan la vuelta y mantienen su forma con un movimiento rápido, vivo y nervioso. Esto se encuentra entre sus peculiaridades”.
         “No tienen elevación en los hombros, y el pecho debe ser limpio y liso, la cola bien metida debajo del larguero o percha”
 
 
         “El ante claro y el amarillo claro son los colores de la mayoría de estos canarios. Los ejemplares con manchas claras y oscuras son los mismos canarios, pero criados con variedad de colores, o más bien se cruzan con el canario verde. El resultado son canarios verdes con manchas blancas o amarillas, y generalmente se busca que estén marcados uniformemente, como las alas verdes y el cuerpo amarillo y así sucesivamente. El pájaro con mejores marcas, según la estimación de los jueces, encabeza la lista; pero esta característica no tiene estándar, pues está en sus comienzos todavía; pero últimamente se está siendo consciente, creo yo, de la dificultad que hay para producir un pájaro claro con manchas y este año (1859) ha habido la primera exposición en que se permite competir a un canario con manchas oscuras en el pico o en las patas.”
         En una nota posterior Mr. Ruthven comenta: “Nuestro canario Scotch Fancy suele tener un promedio de 5 pulgadas y media de longitud, es nervioso, ligero y activo. Hay algunos buenos ejemplares de 6 pulgadas y medio y nuestro esfuerzo es conseguirlos tan largos como podamos y formando un buen círculo. Nuestros canarios cuando tienen un movimiento activo mueven su redondeada cola (se refiere a la posición de la cola por debajo del palo) con un movimiento como de un latigazo que es muy apreciado. Un buen ejemplar no se obtiene fácilmente”
 
 
         El escribe más: “Nuestros criadores de Scotch prefieren el Jorobado Belga, no porque tenga la forma adecuada, sino porque creen que mejorará su raza escocesa aumentando la longitud y la estrechez del cuerpo”
         “Ellos consiguen longitud y ligereza, pero es difícil quitarles la prominencia y los rizos en el pecho, que son un grave defecto en nuestros pájaros. Estos cruces también suelen dar rigidez a la cola, lo cual es otro inconveniente”
         “En conclusión yo creo que en general, los cruces con el canario Belga pueden estropear la originalidad del Scotch; criadores y comerciantes deben parar para no destruir esta raza peculiar y única que es el Canario Scotch Fancy, totalmente diferente a lo que podemos ver al sur del Tweed (rio que separa Escocia de Inglaterra).
 





miércoles, 24 de enero de 2018

HOSSO JAPONES
Texto y fotos de Thomas Müller, Langerwehe y Uwe Feiter, Baesweiler
         Continúo con los textos de la DKB alemana sobre el Hosso. No hay mucho escrito sobre esta raza y es por lo que me he decidido a traducirlos.
(continuación)
Exposición
            En Japón, él Hosso se exhibe en jaulas de madera y bambú hechas a mano. Son jaulas similares a nuestra jaula de cúpula, pero tienen una forma más bien rectangular.
         Inicialmente, en la jaula original japonesa se había dos palos que estaban muy cerca uno de otro. Hoy se ha reconocido que esta disposición de las perchas es bastante desventajosa para el Hoso japonés como pájaro de posición. Por lo tanto, ahora se disponen las perchas de forma similar a nuestra jaula cúpula, con una percha en el medio, algo elevada y que sirve para mostrar el ave, y una segunda montada en la parte inferior de la jaula de exposición que sirve para que el pájaro coma y beba.
            A diferencia de nosotros, en Japón, el valor de un pájaro
no se expresa en puntos. Los méritos, la belleza y el valor de un ave de una determinada raza se basa en su parecido o en lo que se ajusta a la descripción del estándar de la raza.
          Las jaulas de las aves ganadoras están marcadas con fajas, similares a las rosetas que resaltan las aves ganadoras en nuestros concursos. Nosotros reconocemos una ave por el número de criador de la anilla, sin embargo los criadores japoneses llevan sus nombres de criador, que no tiene nada que ver con el nombre civil real
del criador. Por ejemplo, el nombre del criador Kenzo NAKAMURA es HOSEI, un nombre que puede estar directamente relacionado con su raza favorita, el Hoso.
         Aquí, el Hoso se exhibe en la jaula de cúpula con montaje estándar de un palo en la parte superior. Este debe ser de madera de haya de 13 x 8 mm.
         Como con todos los canarios de posición, al Hoso hay que entrenarle para las exposiciones. y prestar especial atención a las sesiones de entrenamiento.  Este entrenamiento ya comienza con el equipamiento de los jaulones de vuelo con la elección adecuada de los posaderos. Los palos con un diámetro demasiado grande no pueden cubrirse suficientemente con los delicados pies del Hoso y hacen que el entrenamiento de la postura de trabajo sea imposible. Se puede observar que incluso las aves jóvenes "trabajan" inmediatamente después de abandonar el nido e intentan ocupar la postura de trabajo requerida. Esto muestra que este comportamiento no está "entrenado" en el verdadero sentido, sino que ya está anclado en el material genético. A más tardar después de la muda, los pájaros deberían estar acostumbrados a la jaula de exhibición. Solo durante unas horas al principio, luego por períodos más largos y más largos, el Hoso puede permanecer en la jaula de entrenamiento que tiene que ser idéntica a la de exhibición. Muy pronto se sentirá cómodo en esta, pierde su timidez natural en un ambiente extraño y se presenta al espectador en la típica actitud de trabajo racial. Esta postura de trabajo la toma el pájaro tan pronto como percibe cambios en su entorno. Como expresión de toda su atención, los músculos de toda la zona dorsal están tensos, por supuesto, que esta posición no puede tomarse de manera permanente. Una y otra vez, esta actitud de trabajo se vuelve más larga con descansos de relajación.
Cuidados y cría.
         El Japón Hoso es un ave bastante libre de problemas y no tiene requisitos especiales por parte de su cuidador con respecto a mantener y criar. Por lo tanto, también es adecuado para principiantes en el hobby de la cría de canarios. No tiene ninguna demanda especial en cuanto a la alimentación. Además de una buena mezcla de granos, es muy beneficioso darle verde y  fruta: manzana, diente de león, hojas de col, pamplina (boruja), lechuga, etc.
         Como reproductores hay que utilizar ejemplares intensos. Solo mediante el uso de parejas reproductoras intensas se puede obtener el tipo pequeño y estrecho. Es conveniente echar intenso x semintenso y cuando empiecen a aparecer ejemplares escasos de pluma, emparejar intenso con nevado.  En la cría, los animales reproductores intensos son indispensables; sin embargo, es importante asegurarse de que la raza no sea demasiado delgada en el pedigrí, evitando que la anatomía de las hembras sea tal que tenga dificultades en la ovoposición, la cual tiene que ocurrir sin impedimentos. El uso en exceso de hembras muy finas tarde o temprano pasará factura.
         Se recomienda emparejar un pájaro intenso con un pájaro semintenso. Las hembras nevadas y semintensas tienen un poco más de volumen y así ponen mejor los huevos y alimentan mejor a las crías.
         El apareamiento de dos aves intensivas entre sí, con el mismo grado de intensidad en el plumaje está totalmente contraindicado. Tal falta de coincidencia conduce al factor letal en el 25% de los descendientes y las aves juveniles afectadas generalmente mueren como un embrión ya en el huevo o solo unos días después de la eclosión.
         Ese apareamiento también tiene una influencia negativa sobre la calidad del plumaje y conduce a la calvicie en el plumaje, especialmente detrás de los ojos.
 
            Se debe prestar especial atención a la tendencia de algunos padres de desplumar las colas. Una vez que los padres arrancan las plumas de la cola, el valor de exhibición del ave joven se arruina, o al menos se reduce. El plumaje de la cola que vuelve a crecer aproximadamente 5 mm más largo altera la armonía general del ave de visión y hace que el ave sea exactamente 5 mm más grande.
         Se deben usar anillos de tamaño 2,5 mm para anillar al Hoso. La introducción de este tamaño de anillo ha tenido un efecto positivo en el desarrollo del tamaño de esta raza, porque hasta entonces, las diferencias de tamaño de muchos Hoso de Japón eran bastante grandes.
 
Conclusión
         El Hoso Japonés es el más pequeño en el grupo de canarios de posición. Él deleita a su propietario con su agilidad y aporta un toque del Extremo Oriente a los criaderos de los aficionados de Europa.


domingo, 17 de diciembre de 2017

HOSSO JAPONES
Texto y fotos de Thomas Müller, Langerwehe y Uwe Feiter, Baesweiler
         Continúo con los textos de la DKB alemana sobre el Hosso. No hay mucho escrito sobre esta raza y es por lo que me he decidido a traducirlos.
Descripción y características de la raza.
            El Hosso japonés es, junto con el Raza Española, el canario más pequeño. Su talla está establecida en 11,5 cm. En esta raza están permitidos todos los colores.
         La característica especial de esta raza es la forma de curva que el ave toma en actitud de trabajo. El canario tiene una pequeña cabeza ovalada y ligeramente aplanada y el cuello largo y estrecho, estirado hacia adelante. La cola estrecha y con una ligera muesca en el extremo pasa un poco por debajo de la percha. Las patas están ligeramente flexionadas y con los muslos visibles y emplumados. La silueta de la cabeza, cuello, espalda, alas y cola dibujan la silueta de una luna en fase creciente, con un redondeo casi perfecto. En general, la actitud de trabajo del Hosso recuerda a la del Scotch Fancy, sin embargo, el Hosso es un canario llamado "sedentario".  No salta de palo en palo y toma su posición como el Scotch, sino que su posición de trabajo es estática, la toma cuando está en reposo como el Muniqués y el Bossu belga. Esta actitud de trabajo, debido al esfuerzo requerido, solo se toma de forma intermitente. El Hosso es un ave esbelta. Los hombros y la espalda son estrechos y armoniosos, con un redondeo ajustado a la postura de trabajo. El pecho contribuye significativamente al efecto general de la postura de trabajo.
 
Forma - 25 puntos
         Es un pájaro pequeño, delgado, con el pecho plano. Las alas están pegadas al cuerpo. Las patas son visibles y con los muslos emplumados.

         El Hosso japonés es un canario de aspecto delicado y elegante. Tiene el pecho plano. Por eso hay que prestar especial atención a la alimentación durante la preparación de los concursos. Una alimentación demasiado nutritiva conduce a depósitos de grasa
en el área del pecho. Esto cambiará la forma del ave visiblemente afectándole negativamente. Incluso una línea de la espalda demasiado pronunciada perturba el equilibrio de la forma de manera adversa.
         El pequeño tamaño del Hosso no permite ajustar completamente sus alas en la armonía redondeada de la forma del cuerpo. Por lo tanto, aparece la "cuña", que es el espacio visible entre las puntas de las alas que se ponen en contacto con el cuerpo y la raíz de la cola; esta cuña es típica de estos canarios de postura, pero no debe ser demasiado pronunciada.
 
 
         El Hosso tiene las patas pequeñas. Los muslos son claramente visibles y están perfectamente emplumados.
 

Posición - 20 puntos
         En la postura de trabajo, el pájaro aparece en forma de hoz. Ello se logra mediante una cabeza extendida hacia adelante y
una cola tirada ligeramente debajo de la percha. las patas están ligeramente flexionadas.
         La postura de trabajo de Japón Hoso es muy similar a la del Scotch. Cuando ambos toman su posición su silueta es la de una luna en cuarto creciente. Sin embargo, la actitud de trabajo es diferente en ambas razas en matices que es conveniente abordar. Por un lado, el Hosso es un canario estático, sedentario que toma su posición quedándose quieto sobre el palo, mientras que el Scotch toma su posición saltando de palo a palo, en pequeñas pausas del movimiento.
         Por otro lado, el Hosso mete solo la cola ligeramente debajo del posadero y el Scotch la mete muy claramente.
         En ambas razas las patas están ligeramente dobladas.
 
Tamaño - 20 puntos
         La talla del Hosso no debe ser superior a 11.5 cm.
         Con solo 11.5 cm de longitud corporal, el Hosso es el canario más pequeño. Esto lo hace significativamente diferente del Scotch, el cual es 5.5 cm más grande. Sin embargo, los Hossos europeos difieren claramente de los representantes del país de origen ya que este apartado no coincide con el de su estándar. Los japoneses consideran como tamaño adecuado 15 cm. Y solo penalizan a los ejemplares que superan esta talla. Nosotros hacemos la penalización cuando se superan los 11,5 cm. 
 
 

Hombros y espalda - 15 puntos
         Los hombros y la espalda son estrechos y bien redondeados. No hay depresión visible entre los hombros.
         En este apartado de la valoración, se presta atención al
bloque formado por el hombro y la sección posterior conjuntamente, que deben estar armoniosamente redondeadas y en cuya forma debe estar en armonía con la forma de todo el cuerpo. Una profundización
entre los hombros recuerda demasiado al Bossu Belga y es defectuosa Así mismo son defectuosos un ángulo pronunciado entre el cuello y la espalda, espalda con forma o incluso una pequeña joroba.

 
 

 
Cabeza y cuello - 10 puntos
         La cabeza pequeña, ligeramente aplanada y ovalada. Pico corto y no demasiado gordo. El cuello largo y estrecho.
         Un Hosso con cuello demasiado corto nunca puede mostrar una buena  postura de trabajo,  por lo tanto, un cuello largo y  estrecho
es esencial para esta elegante raza. Coincidiendo con el pequeño pájaro tenga una forma ovalada (no redonda) se requiere que la cabeza también lo sea y esté ligeramente aplanada en la parte superior como inicio de la curva oval que debe mostrar el canario.  Un pico grande y gordo altera la apariencia del canario, así como una cabeza demasiado grande y redondeada.
 
Cola: 5 puntos
         La cola es estrecha con una pequeña muesca y se ajusta
armoniosamente con el  cuerpo del pájaro.
         Muy apropiado para esta raza delicada es una estrecha cola con una muesca en su extremo. Una cola demasiado ancha e incluso una "cola de pez" claramente bifurcada no es adecuada para esta raza.
 
Condición y plumaje - 5 puntos.
         El pájaro tiene que estar limpio y mostrarse en buenas condiciones de salud. En este apartado también se valora la  limpieza
de la jaula. El plumaje debe ser suave, sin rizos y sin calvicies.
         Además de lo habitual en este apartado como es la limpieza del canario y de su jaula, y el buen estado de salud del animal, hay que prestar atención al plumaje en general.  Debe ser suave y bien ajustado al cuerpo. Hay prestar especial atención a los puntos con calvas o con plumaje escaso que se producen por el emparejamiento de aves intensas. Particularmente notable en este contexto es la presencia de zonas casi sin plumas detrás de los ojos, así como la falta de un perfecto cierre del plumaje en el pecho. Cualquier indicio de rizos o de plumas que montan unas sobre otras (especialmente en el pecho) se considera como un defecto.
(continuará)


lunes, 16 de octubre de 2017

EL CANARIO HOSO JAPONÉS
 Historia.
Texto y Fotos:
Thomas Müller, Langerwehe y Uwe Feiter.
 
        He encontrado en la pág. Web de la DKB alemana un magnífico artículo sobre el canario Hoso Japonés que espero que sea de interés para los aficionados. 

El nombre del canario Hoso Japonés proviene del adjetivo japonés "hosoi" que significa estrecho. La traducción literal de su nombre sería “El canario japonés estrecho”.  El Hoso japonés es una de las dos razas de canarios de postura, que se originaron fuera de Europa, a saber, en Japón. Por lo tanto, tiene sentido mirar más de cerca la historia de la canaricultura en este país.
Los primeros canarios de postura llegaron probablemente a Japón en el año imperial Meiji 15 (1882). Se describen como canarios con cabezas emplumadas (sin duda se refieren a canarios moñudos). Lamentablemente, no se sabe si las razas Crested o Lancashire, o incluso los antepasados del Moña alemana de hoy, eran populares en este momento en las Islas Británicas, país de donde probablemente provendrían dichos canarios pues era el país que tenía más trato comercial con Japón.
 
 
           Se tienen documentos que demuestran que un comerciante de aves de Tokio, llamado Bunjirô YAMADA, compró en abril de 1892 a un marinero extranjero, cuyo barco estaba en el puerto de Nagasaki, por 75 yenes un par de canarios que había criado a bordo de su barco. Debían ser canarios muy grandes, ya que se describen en el texto original como "canarios grandes, tres veces más grandes que canarios comunes". Lo más probable es que estos canarios fuesen Lancashire. Bunjirô YAMADA cuidó a estas aves, crío con ellas y vendió parte de la descendencia a amantes de las aves de la parte del interior del Japón.
Más tarde, los cruzó con canarios ordinarios, lo que llevó al hecho de que la descendencia se hizo más pequeña cada año, al parecer el mismo fenómeno, que también ocurría en Inglaterra al mismo tiempo.
 
 
En esta época llegaron al puerto de Yokohama unos canarios a los que se llamó "Hoso" ("Estrecho") y "Ô-Hoso" ("Gran estrecho") respectivamente. También llegaron otros ejemplares con la denominación de raza “Escocia”, pero no sabemos si esas aves eran las mismas que las que se denominaron "Hoso" y “Ô-Hoso" aunque probablemente sí lo fueran pues las características son muy coincidentes. Se sabe también que el "Hoso" fue comprado por un caballero llamado Hyôe IMAMURA y el "Ô-Hoso" por un caballero llamado Unosuke NAKAMURA. Este último vendió algunas parejas del "Ô-Hoso" al luchador de sumo Kata KIYOMI, quien las cruzó con canarios con moña. El cruce resultante fue llamado por el luchador de sumo "Hoso Mejorado", que disfrutó muy rápidamente de una gran popularidad. No hay ninguna certeza de que estos canarios fuesen los antepasados directos del "Hoso Japonés", pero lo que sí es cierto es que aquí es cuando el nombre "Hoso" aparece unido a los canarios por primera vez en Japón.
 
Toda esta información nos permite entender cómo fue posible que surgiese una raza con las características del Hoso en el Japón. 
El responsable de la actual popularidad del Hoso Japonés, y   probablemente el mayor patrocinador de esta raza, es Kenzo NAKAMURA. Fundó un club especial en Tokio, que se ocupaba exclusivamente de los canarios japoneses Makige y Japan Hoso. 
 
HOSEI Nakumura en su criadero. Tokyo 1964
Lo que este criador hace es revitalizar la cría de razas que ya existían en Japón, pero él no fue su creador. 
 
 
Entrenamiento de los jóvenes canarios. En Japón se utilizan jaulas con los posaderos más separados, por lo que el ave está claramente más a gusto y más tranquilo que cuando se colocan más cerca.
 

Jurado en la evaluación de los canarios en un concurso especial para Hoso en Tokio. La altura de las mesas es la tradicional del Japón.  Las jaulas son las utilizadas tradicionalmente por los criadores.
            En Europa, el Hoso Japonés se empezó a conocer y a criar desde finales de los años cincuenta y principio de los años sesenta del siglo XX.
El conocido pintor de aves Hermann Heinzel pintó un Hoso amarillo intenso en el National Cage Bird Show de Londres en 1963. 
 
 Dibujos de Hoso Japonés realizados por Hermann Heinzel.  Londres 1963.
         Desde mediados de la década de 1960, los primeros ejemplares llegaron al continente europeo.
Hay que decir que muchos Hoso llegaron en un solo envío al aeropuerto de Amberes, en Bélgica, donde fueron recogidos por el oficial de aduanas belga Lode Tielens.
En un principio no se sabía nada acerca de sus características raciales pero fueron denominados “escocés en miniatura” por su parecido con los Scotch en cuanto a forma y posición. Estos pequeños escoceses despertaron rápidamente el interés de algunos criadores belgas que decidieron empezar a criarlos.
Mención especial debe hacerse de Emil Werry, quien, convirtió a su localidad, Deurne, un pequeño suburbio de Amberes, en un verdadero lugar de peregrinación para los criadores de Hoso en la década de 1970.
También fueron los criadores belgas quienes finalmente llevaron al Hoso al reconocimiento de la COM en 1976.
Ludwig Schulte de Rhede compró sus primeros Hoso a Tielens y trajo el Hoso a Alemania. Luego amplió su criadero con  adquisiciones de Werrys Bretthamm y presentó los primeros especímenes en Alemania.
 
 
Un victorioso HOSO en su jaula. La tarjeta de calificación muestra la descripción textual de este espectacular pájaro siguiendo las características del estándar: los puntos no están asignados. La jaula del ganador está resaltada con una cinta (de "Kanarienfreund 12/1994" - "The Hoso is a Standflag" de Klaus Speicher).


martes, 19 de septiembre de 2017

El canario Münchener o Muniqués
 
 
            Son muy pocos los artículos que hay sobre esta raza de canarios. He encontrado una página en alemán que creo interesante dar a conocer, aunque en mi opinión no aporta nada nuevo, pero sí que aclara algunos puntos importantes.
  
Descripción y características de la raza
El canario Muniqués es una raza de canarios alemana y que está dentro de las razas de posición de postura lisa.
Como otros muchos canarios su nombre se refiere al área de origen de esta raza.
Como raza de posición, cuando el canario está en acción toma una postura típica de la raza: el cuello largo y estrecho, junto con la cabeza pequeña, ovalada y ligeramente aplanada, forma un ángulo de aproximadamente 45º respecto al eje vertical del cuerpo.   El pájaro sólo puede tomar esta posición temporalmente debido al esfuerzo que debe realizar. 
Posición
         La posición erguida del cuerpo va acompañada de un cuello ligeramente curvado en la parte posterior, y con la cola apuntando hacia abajo. Esta posición se denomina de águila.
 
 
  La cola apunta verticalmente hacia abajo y no pasa por debajo del palo cuando el canario está en la posición de trabajo.
 
 
         La cabeza y el cuello no deben exceder los 45º requeridos con el   eje del cuerpo.
Las patas están ligeramente flexionadas cuando toma su posición. Las patas rígidas y verticales son defectuosas. 
 
Cabeza y cuello.
La cabeza es pequeña, ovalada y ligeramente aplanada.
El cuello es largo y estrecho. 
 
 
El canario Muniqués tiene una cabeza muy pequeña y ovalada. La parte superior de la cabeza está ligeramente aplanada. Una forma de cabeza redonda es defectuosa. La cabeza se une armoniosamente con el cuello largo, delgado y estrecho. 
 
Pecho, hombros y alas.
El pecho es estrecho y ligeramente redondeado.
Los hombros son estrechos.
Las alas son largas y están bien adheridas al cuerpo.
 
 
         En el cuerpo, las formas delicadas requeridas en el Muniqués contribuyen a que haya una transición fluida entre unas partes y otras.
Los estrechos hombros, así como las alas largas y ajustadas favorecen la armonía del pájaro.
         Un pecho estrecho y ligeramente redondeado hace que el pájaro parezca más ligero.
Los hombros no tienen que ser demasiado anchos para ajustarse a la delgada forma del cuerpo y que haya una continuidad con la parte trasera casi vertical.
 
 
  Las alas largas y bien ajustadas encajan bien en la forma delgada y casi vertical del cuerpo.
 La cola ligeramente entallada es larga, estrecha y se coloca verticalmente hacia abajo.
El Muniqués tiene las patas largas y ligeramente flexionadas. Los muslos son claramente visibles.
 El pecho es estrecho y ligeramente redondeado. Las plumas son de textura fina para así subrayar mejor la delgada forma del pájaro. Cualquier tipo de rizos es un defecto. La talla es entre 15 y 16 cm de longitud
 El Münchener se puede presentar en cualquier color excepto en rojo. Se admiten los canarios píos o manchados. 
 
 

 Mantenimiento y Reproducción.
         Fuera de la temporada de cría el Muniqués puede mantenerse en una voladera espaciosa. Debido a que no es demasiado grande, una jaula de cría con un tamaño mínimo de 50 cm de ancho, 40 cm de altura y 40 cm de profundidad es suficiente para la cría. La cría se hace generalmente en jaulas individuales en parejas, porque los machos participan activamente en la cría de los pequeños, alimentan a la hembra reproductora con mucho cuidado y cuidan de las aves jóvenes después de la separación. Las puestas con 4 y más aves jóvenes son fácilmente criadas. Puesto que el plumaje del Muniqués tiene solamente una proporción muy baja de plumas, se debe mantener más caliente durante la cría que otras razas de canarios. Lo ideal es una temperatura ambiente de 18 a 20 ° C.
 
 
         Un criterio importante para la selección de los animales de calidad es el tamaño, además de las proporciones del cuerpo. Como con todas las razas de canarios, uno debe preferir el apareamiento de un pájaro intensivo con uno nevado. Demasiados apareamientos entre nevados traen a largo plazo un aumento de la talla y se pierde calidad en la pluma.  En cuanto a las características raciales de  cabeza,  cuello y cuerpo, se debe buscar el equilibrio y la compensación de las cualidades y defectos de los miembros de la pareja. Se debe cuidar mucho la forma de la cabeza.  Además, no se deben hacer compromisos ni concesiones con respecto a las características de la cola.
 
 
          La cola no debe ser demasiado larga y debe tener una pequeña V invertida en el extremo de la cola. En cuanto a la alimentación, no hay características especiales a tener en cuenta.